2/10/2010

La voz del pueblo

Hoy en la buseta una señora mayor preguntó por la voz del pueblo, yo le dije: ¡Vaya,tiene usted un gran problema, pues el pueblo no tiene voz! A mi alrededor nadie se rió, tampoco sentido del humor, pensé. Es dónde hacen muchos matrimonios, anunció la señora. La mujer que estaba sentada a mi lado le pidió la dirección y la señora dijo con rabia y haciendo gestos de desaprobación: Es que la tenía en el cuaderno y mi hijo me pidió el cuaderno y lo mordió. Yo me imaginé en seguida al hijo mordiéndole el cuaderno justo en la parte dónde había anotado la dirección. No pude evitar esbozar una sonrisita. La mujer que estaba a mi lado y el hombre del puesto de adelante no se rieron, más bien se preocuparon ¿Pero cómo por dónde es? le preguntó la mujer, es en un edificio grande, contestó moviendo los brazos. Vaya pista, pensé yo, cuántos edificios grandes hay en Bogotá y me reí. ¿Pero como por qué calle? preguntó la mujer, por una calle dónde pasan todos los buses verdes que vienen de todos los barrios.

Sobra decir que por todas las calles pasa una que otra ruta verde y que transitan buses de más o menos todos los barrios.

Yo de usted me bajaba en la caracas y cogía el transmilenio le aconsejó la mujer con ánimo de ayudarla.Pero qué consejo, pensé yo, si así está de perdida ahora, cómo será dentro del transmilenio.

Al final la vieja se bajó y le dijo al conductor: Se llama la voz del pueblo, el conductor le dijo: pregunte por ahí, lo que me pareció un consejo muy adecuado cuando de encontrar la voz del pueblo se trata.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario

UA-57875486-7