10/19/2010

Funambulismo



Una vez más me pregunto cómo es que en la espera

uno vuelca toda su alma y existencia

sobre una línea tan inestable

como es la línea telefónica*.



* Válido también para la línea de correos

4 comentarios:

  1. ¡¡¡Porque de esa manera podemos culpar a la empresa telefónica y no al fulano que nunca llamó!!!!

    Todavía recuerdo aquella vieja excusa, cuando los mensajes escritos llegaban todavía de mano del cartero:
    - ¿Cómo? ¿No lo recibiste? ¡Qué mal anda el correo!

    ResponderEliminar
  2. Pero ahora si que no hay excusa porque además del fijo está el celular y está el facebook y el e- mail.

    ResponderEliminar
  3. Una época en la que ya no hay excusas.
    Si no apareces es porque no quieres.

    ResponderEliminar

Escribe tu comentario

UA-57875486-7