10/01/2010

ASÍ FUE COMO X SALIÓ DE NUESTRAS VIDAS

_Bueno, es que x era una persona normal, quiero decir…actuaba de manera lógica. No esperamos nunca algo así de X. No cabíamos del asombro. Nunca pensamos que…nos sorprendimos sí, pero jamás nos imaginamos que no regresaría, nos pareció algo loco claro, pero supusimos que era algo pasajero, una broma de X, aunque X no solía hacer bromas tan contundentes, pero bueno.

Usted sabe, no se lo cree, un final así no se lo cree uno. La gente dice: voy por cigarrillos, nadie sale a correr así. X lo hizo. Ibamos caminando todos juntos y de pronto, sin decir nada arrancó a correr, corría muy rápido como si creyera que íbamos a perseguirlo. Nosotros nos detuvimos claro, y obervamos cómo se alejaba, nos miramos perplejos y observamos otra vez- la recta era larguísima y sólo lo perderíamos de vista cuando estuviera realmente lejos- . C dijo: se le habrá olvidado algo.

Ante situaciones así uno no sabe qué decir. No hablamos del asunto, pero quedamos preocupados. X era una persona educada, como la mayoría de gente tímida hablaba de acuerdo a las normas de cortesía, ya sabe, frases del tipo “podría hacerme usted el favor”, “gracias, ha sido usted muy amable”. Estaba siempre bien vestido, limpio, era puntual…No es común que alguien así salga corriendo sin avisar, por eso nos preocupamos un poco. Recuerdo haber pensado que tendría alguna razón poderosa y al día siguiente nos la contaría. Pero X se esfumó, pareciera que el aire se lo hubiera tragado en algún punto de la recta. Así fue como X salió de nuestras vidas. Cuando nos avisaron de su casa que no había llegado nos quedamos fríos. Pasó un día y luego otro y otro y X no regresó. Hubo algunos rumores de gente de la zona, que lo habían visto, que estaba muerto…pero nada comprobable, ninguna historia medianamente creíble. Ya sé que ésta no es creíble, pero hay tres testigos más y todos coincidimos en nuestras declaraciones.

No sé qué pudo pasarle y me cuesta creer que X lo haya planeado porque no estaba preparado, no llevaba nada consigo, ni siquiera un saco para el frío…además siendo una persona tan responsable no se iría justo antes de su graduación. Pero nunca encontraron su cadáver. La policía investigó el caso durante meses, hasta que se cansó de la falta de indicios, nos investigaron a nosotros también. Con esta historia es comprensible que nos convirtieramos en sospechosos ¿no cree?.

1 comentario:

  1. ¡Verdad, son muy sospechosos!

    Camila, que buena forma de trabajar esa voz, impecable. He tratado y tratado y tu vienes y la logras así de perfecta.

    Gracias por tu blog, lo he estado leyendo y repasando como quien ve el mapa de un tesoro, o el manual de instrucciones de un asteroide. Igual gracias por tus comentarios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Escribe tu comentario