4/30/2011

El perdido


Perdido se aferró al primer camino que encontró, pues todos los caminos conducen a algo. Después de caminarlo por varios días llegó al final del sendero y no había nada, sólo la espesura de la selva, supo entonces que algunos caminos no conducen a nada.

1 comentario:

  1. Muchos caminos conducen a la nada, lo sabemos y sin embargo los transitamos una y otra vez. Me gustan tus cuentos...
    Te deje un regalo en mi blog. Un abrazo

    ResponderEliminar

Escribe tu comentario

UA-57875486-7