6/02/2010

Penguin Cafe Orchestra

Hace rato no subo ningún escrito. Podría subir un escrito de hace mucho tiempo, pero eso sería hacer trampa, el blog dejaría de ser mi reflejo actual, como pretender engañar a alguien con una foto de hace seis años. Eso podría ser bueno o malo, pero seguiría siendo una trampa que no quiero hacer, hay trampas que puedo querer hacer, trampas que hice años atrás como echarle un caldo maggi a la sopa cuando mi mamá no se daba cuenta.
Hace rato no escribo. No me llega la inspiración, ando con la mente ocupada en documentos, aplicaciones, cartas, disertaciones...en fin, la cadena es tan larga que llegué hasta el expresionismo alemán. Una hora de navegación cibernaútica buscando becas me ha puesto en la necesidad de leer sobre el expresionismo, preferiblemente en Praga, y escribir 20 páginas en alemán y en inglés sobre alguna peliaguda cuestión y yo, armada de valor, he aceptado el guiño y me he embarcado en ese reto tan retro. Mientras tanto "cuentos al borde la locura", abandonado a su propia suerte como un padre soltero. La inspiración no llega sino muy de vez en cuando, es por eso que nadie vive de ella.

He subido imágenes, dibujos míos actuales hechos intencionalmente para compensar un poco la falta de literatura, o cromos que sobrevivieron a mi niñez coleccionista. Cuando no puedo escribir automáticamente me vuelco hacia la imagen. Me vuelco también hacia la búsqueda de música nueva que pueda traerme esa inspiración necesaria para escribir, inspiración en dosis fuertes, cada vez más fuertes.

Ahora mismo oigo the penguin cafe orchestra, exactamente Galis farnaby's dream, y siento algo extraño al oír esos acordes de música llanera, sobre todo porque todo esperaba ahora, menos imaginarme los llanos colombianos, pero si es the penguin cafe orchestra, me digo, esos no son ingleses acaso? Confirmo, son ingleses, de los 70s. A los acordes llaneros los siguen otros totalmente clásicos, europeos, medievales...y todo metido en la misma canción con un lazo melódico impecable...no es que me encante, pero no puedo menos que reconocer la maestría de estos ingleses que unieron tan limpiamente los llanos colombianos y la Europa medieval.
Lo que hace posible esa unión es que el Arpa es de origen irlandés y estuvo en boga en la Edad Media, pero fue abandonada en el Renacimiento. Y como aquí todavía estamos como en la Edad Media...tenemos la música llanera que estos ingleses, muy sagaces, relacionaron con la música medieval europea metiéndole un órgano de esos bien oscuros.
Espero que la inspiración, en la que yo siempre creeré por más que me tilden de medieval, llegue pronto y pueda compartir con ustedes algo de literatura fantástica, mientras tanto les ofreceré la callada compañía de las imágenes.

3 comentarios:

  1. me gusta la escritura automática, pero no veo ninguna trampa en publicar escritos anteriores, si aun te sientes a gusto con ellos considero que siguen identificándote, recuerda que también pasa con las canciones y las películas.

    ResponderEliminar
  2. HOLA!!!

    Yo si que hago trampa entonces!!!!!
    Mi foto del blog, mis escritos, todo yo soy una trampa. De ratones enjaulados en barras de poca monta. Trampa de un tren que va en reversa y no se nota. Trampa de mi mismo, que creo ser lo que no soy. Trampa a ti, por engañarte diciendo estas cosas. Trampa a la trampa, que quiere hacerme caer en ella pero no se ha dado cuenta que cayo en la mia. Trampa subacuatica, que esta siempre fuera del agua. Trampa a mis amores, que ya no son amados. Trampa a mis odios, porque ahora los amo. Trampa a mi pais, porque no me gusta. Trampa al destino, porque yo lo he traicionado. Trampa a los que se fueron, porque no fui lo que esperaban que yo fuera. Trampa a los que vendran, porque no sere lo que ellos creeran que soy.

    Si. Tienes razon. Soy un tramposo, y eso tambien es una suerte de cualidad. Tal vez la mas...Porque para hacer las cosas bien, hay que ser inteligente, pero para la trampa, tienes que ser aun mas listo que eso...

    UN ABRAZO TRAMPOSO
    STAROSTA

    ResponderEliminar
  3. Entre las imágenes y la música llega la inspiración. Ambas cosas muestran una parte valiosa de ti que es innegable, las cuales disfruto conocer.
    Publicar algo que ya está escrito no es hacer trampa, es hacer una reafirmación de lo que se escribió, pensó en un momento dado.

    Entretanto, mientras vuelves a colocar algo de litertura, me seguiré distrayendo con las imágenes (por cierto son muy bellas).

    Saludos...

    ResponderEliminar

Escribe tu comentario