10/31/2013

DIBUJO LIBRE

Para quienes están en la plata, este sábado 2 de noviembre desde las 18 horas estará abierta al público la exposición de dibujo latinoamericano contemporáneo en Siberia Galería, esta exposición llega desde Colombia y vale la pena verla. Aquí el evento en facebook



10/27/2013

_¿Cómo estás?
_Bien, dejé las drogas, soy un hombre entregado al trabajo y a la familia, todo yo pertenezco a mi familia, cada sonrisa mía, cada suspiro mío les pertenece.
_Sólo te falta la religión y estás completo.

Tú y yo siempre vamos a ser amigos
_¿Qué es esa maña tuya de desaparecerte cada vez que me duermo? Me tratas como su fuera tu perra, me pagas el motel y te vas.
_Como si fuera tu ángel de la guarda,  sólo cuándo te vi dormido y supe que no ibas a manejar ebrio te dejé.
_¿Tú crees? Lo primero que hice cuando me levanté fue masturbarme y tomarme la cerveza que dejaste, manejé borracho hasta mi casa, sigo tomando.
_Eso quiere decir que para cumplir mi labor más efectivamente tendría que estar más tiempo contigo.
_Cuando estoy ebrio no puedo estar sobrio
_ Yo tampoco
_Estoy mal, no quiero ir, ya estoy entre la cama.
_Tu arréglate y vente para acá
_No, estoy deprimida, no quiero ir, además ya es media noche, la fiesta ya se va a acabar.
_Si no llegas en cinco minutos, paso por ti, estoy en el carro.
_No vas a manejar borracho.
_Ya lo prendí, voy por ti.
_No
_Si no sales pongo rancheras a todo volumen y hago un escándalo.
_Que manipulador, estoy deprimida, no quiero ir. No quiero que manejes borracho.
_ Mejor morirse en un accidente automovilístico que de depresión. Voy por ti. Vístete.



10/04/2013

RECOMPENSA



El día de hoy he intentado no pensar en mi billetera que se perdió ayer. Todo empezó hace unos meses cuando compré una billetera nueva, no tenía la más mínima intención de cambiar la vieja porque la amaba. La compré porque me pareció muy bonita como para dejarla pasar y pensé que no estaba de más tener el reemplazo para mi amada billetera si llegaba a perderse algún día. Desde ese día mi billetera vieja empezó a perderse y aparecer, parecía que quería irse de mi lado. Lo noté y me dije: por unos días no voy a sacar esta billetera porque se quiere perder. Ayer se me olvidó todo eso y la saqué y se perdió.

Aún espero que aparezca por algún milagro, que esté en manos de una buena persona que digite mi nombre en internet y me ponga un mensaje diciéndome que la tiene, tengo todos mis papeles ahí, necesito la cédula para un montón de trámites que tengo que hacer la semana entrante. Y mi amor por mi billetera es muy grande. Si no hubiera comprado aquella billetera que no necesitaba…
¿Será que si  boto la nueva vuelve mi vieja billetera? La antigua es mi verdadero amor. Llevábamos casi ocho años juntas.


UA-57875486-7